martes, 31 de marzo de 2009

LA NOTA CORTA.”¿TENER CONOCIMIENTO O SABIDURÍA?… UNA ELECCIÓN IMPORTANTE”





LA NOTA CORTA.”¿TENER CONOCIMIENTO O SABIDURÍA?… UNA ELECCIÓN IMPORTANTE”
POR PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
RE-PUBLICACIÓN PARCIAL: MARTES 31 MARZO 2009.

Solicitarle al señor que nos de sabiduría es un privilegio y un beneficio que hemos obtenido por el sacrificio de Jesús, pues si bien es cierto que por el pecado de un hombre entró la muerte a todos los hombres, también por el sacrificio limpio, puro, sin mancha, desde donde sale el sol hasta el ocaso, entró la gracia y el perdón. Ese sacrificio de nuestro buen Jesús, que nos redimió tanto de las culpas pasadas, como de las presentes y también de las futuras. Todas esas razones nos llevan a afirmar que es muy importante la sabiduría en el ser y esa sabiduría nos llega no del conocimiento humano. La sabiduría es un tesoro que proviene de lo alto. No importa cuál sea tus situación, vamos a pedirle al señor: sabiduría, serenidad para aceptar aquellas cosas que no podemos cambiar, aunque tú hagas los esfuerzos que hagas, aunque tú proyectes y programes lo que tu a bien tengas, hay cosas que no podrás cambiar nunca . Pero entonces, también le pedimos al señor que nos de valor, valor para cambiar aquéllas cosas que sí podemos. Pero todas estas invocaciones e imploraciones, y solicitudes que le hacemos al señor no serían válidas, no serían legítimas sino le rogamos al señor que nos de la sabiduría para distinguir entre aquellas cosas que no podemos cambiar y aquellas que sí podemos cambiar. Y en estas últimas, también debemos rogar al señor ,para que nos dé la fuerza suficiente, el valor necesario para emprender el cambio de esas cosas. A veces son realidades exteriores a nuestra vida, pero la mayor parte de ellas , son realidades de nuestra interioridad .El cambio viene de dentro hacia fuera, no de fuera hacia dentro. Debemos cambiar nosotros mismos para poder obtener una transformación exterior y del mundo que nos rodea. Cambiar la pobreza en riqueza de espíritu, la injusticia en justicia, lo malo en lo bueno, lo oscuro en luz, el hambre en abundancia de riqueza física y espiritual. El secreto de todo está en comprender el gran problema de la vida y la misión que a cada uno le ha asignado el hacedor supremo. El problema de la vida lo conoces bien. Somos viajeros del tiempo que vamos camino a la eternidad. Dios nos ha dado a cada uno el tesoro inapreciable de la vida. Encerrando en la cárcel de un cuerpo de barro la realidad de un espíritu inmortal .Nuestra misión, que llamaríamos interna, no puede entonces ser otra que la de cuidar y hermosear nuestra alma, la de purificarla, aquilatarla y llenarla de los supremos encantos del amor divino. La misión externa la debes deducir del medio ambiente en que te encuentras, del malestar social ,familiar, que tu alrededor adviertas, de las necesidades morales o materiales que vayas palpando, y también de tus propias inclinaciones ,actitudes y aptitudes para aliviar el mal de los demás, bien sea espiritual, religioso, moral o económico .Es necesario comprender las obligaciones que impone el precepto de Cristo de amarnos los unos a los otros .No somos partículas sin cohesión ,dispersas y pérdidas en la sociedad, sin obligaciones sociales. Somos células vivas de una sociedad en marcha, no podemos despreocuparnos de su mejoramiento ni de su bienestar, ya que éstos son el resultado lógico de la colaboración de todo el organismo, de cada una de sus partes y de cada una de sus células. Tu misión como cristiano debe ser, entonces, el apostolado de la verdad y del bien, la irradiación de la luz y de la belleza, de la bondad y del amor del divino evangelio de Jesús .Ánimo, gozo, alegría…( TOMADA DEL”COMENTARIO O APLICACIÓN A NUESTRA VIDA “ INTEGRADA A LA ORACIÓN "ESPÍRITU DE SABIDURÍA"POR PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYORMARACAIBO.ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.TOMADA DE SU VERSIÓN ORIGINAL MIERCOLES 22 DE OCTUBRE DE 1997. TRALADADA A LA RED EN DOMINGO 23 NOVIEMBRE DE 2008.)

ETIQUETAS: discernir y pensar, sapiencia y capacidad, erudición y genialidad,

VIDEO REFLEXIVO.”JESÚS LE DIJO A LEVÍ (MATEO)...SIGUEME”.COMENTARIO.




VIDEO REFLEXIVO.”JESÚS LE DIJO A LEVÍ (MATEO)...SIGUEME”.COMENTARIO.
POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADO LUNES 31 DE MARZO DE 2009.
GRABADO JUEVES 19 DE MARZO DE 2009.

Cuando no se tiene una idea clara del mensaje y de la enseñanza trascendental que radica en la escritura sagrada, se pudiera caer conjuntamente con los fariseos y descreídos del tiempo de Jesús, al igual que muchas personas del tiempo presente, de aseverar que tal enseñanza es contradictoria, paradójica o confusa. No obstante debe quedar definitivamente transparente que la palabra de Dios, por serlo, no posee ni omisiones, ni contradicciones, ni mucho menos confusiones. Haga usted el ejercicio de buscar en la Biblia cualquier libro de los que la integran y seleccione cualquier versículo lealo, interpretelo, medítelo, y luego proceda a compararlo con alguno que posea una temática similar , y podrá verificar que existe una perfecta congruencia, armonía y logicidad material y espiritual con los que eligió para comparar.

En este vídeo reflexivo se narra y comenta el hecho en el que Jesús dirigiéndose a Leví ( San Mateo ) le dijo " sígueme " (Evangelio según San Marcos 2,14-18,tambien en Mt 9,9-13 y Lc 5,27-32).Este lo siguió sin mayor dificultad y sin condición alguna, ello muestra la notoria y grandísima fe de Leví en el hijo de Dios, su inteligencia, su mente, su corazón, su espíritu, reconoció desde el primer momento la presencia del Mesías y seguramente el papel y el destino que le aguardaba si le seguía, seguramente se sintió alegre, emocionado y sumamente feliz por el llamado de Jesús. Ahora bien, cuando Jesús se encontraba en la mesa en compañía de, también se sentaron, otros cobradores de impuestos iguales a este, lo que dio pie para que los maestros de la ley, los fariseos y los incredulos, murmuraran por la circunstancia de compartir Jesús con esos recaudadores y con gente de mala fama. A su vez Jesús replicó:"NO NECESITAN DE MÉDICO LOS SANOS, SINO LOS ENFERMOS.NO HE VENIDO A INVITAR A JUSTOS SINO A PECADORES”. No se puede afirmar que esta palabra contraste con aquellas en las cuales el propio Jesús enfatiza, exhorta y alaba el proceder justo y ético. Si nos detenemos a examinar la Biblia y fundamentalmente el libro de Isaías, nos daremos cuenta que se anuncia un Salvador, un Redentor, un Liberador, y es obvio que quienes viven en justicia y siguiendo los designios de Dios, ya están amparados y protegidos por su santidad y gracia. Siempre necesitarán de Dios, porque sin El no podemos hacer nada .Sin embargo, los enfermos, los que viven en pecado, que somos todos nosotros, porque todos somos pecadores, necesitamos de la misericordia, de la piedad, de la justicia, de la sabiduría y del amor de Dios.


ETIQUETAS: RACAUDADOR DE IMPUESTOS, GENTE DE MALA FAMA, MALA VIDA, ENFERMOS Y SANIDAD,











CÓDIGO DE ACCESO PARA VER EL VÍDEO.



lunes, 30 de marzo de 2009

ARTÍCULO. “PEREZOSOS MENTALES”




ARTÍCULO. “PEREZOSOS MENTALES”
POR PROF.DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADO Y REDACTADO EL LUNES 30 DE MARZO DE 2009.

Cuanta gente habrá visto, tratado y/o escuchado usted, que hay personas que solamente se expresa en términos, palabras y actuaciones negativas y derrotistas. Seguramente dirá que son muchísimas, y está en lo cierto, pues un porcentaje muy elevado de la población mundial vive en una continua y permanente sombra de ignorancia, apatía, fracaso y desesperanza. Han olvidado que son seres vivos, criaturas hechas a imagen y semejanza de Dios, que han nacido para ser prósperos, exitosos, triunfadores, para alcanzar cualquier meta o propósito que se hayan trazado. Los seres humanos están dotados de inteligencia, de capacidad mental, de facultades extraordinarias tanto sensoriales como extrasensoriales, para vencer cualquier obstáculo o adversidad. Por allí existe una máxima que repiten aquellos que utilizan su mejor esfuerzo para cumplir sus ideales: “QUERER ES PODER” .Aclaro que cuando utilizo el vocablo extrasensorial no necesariamente me esté refiriendo a la parapsicología, al espiritismo, al esoterismo, a la cábala, al rosacrucismo,a, a la nueva era o a cualquier otra secta reñida con mi profesión de fe católica. A lo que me refiero son a los dones del espíritu santo: el don de ciencia, el don de la palabra, el don de piedad etc.
Tal como lo has leído… “SI LO QUIERES… LO PUEDES”. Lo primero que debes hacer es establecerte una meta o fin, algo que quisieras lograr: un titulo profesional, el triunfo o campeonato en algún deporte, ser un empresario prospero, ser un destacado sacerdote, distinguirte por tu solidaridad con los demás, el reconocimiento social por la justicia con la que actúas, ser autentico seguidor de Cristo, alcanzar la presidencia u otro cargo político de importancia, ser un buen docente, profesor o maestro. Una vez que hayas delimitado tu aspiración, es tiempo, entonces, de realizar todas aquellas actividades tendentes a facilitar su logro. Es muy, pero muy importante el ejercicio de una facultad con la cual Dios nos dotó: la facultad de imaginar, de hacer representaciones mentales, de visualizar aquello que deseamos. Mientras más vívida sea la visualización mental. Mientras más te vincules con ella, mas deseos e inquietudes te sobrevendrán para materializarla.hay que soñar despierto. Soñar despierto es vivir interna e intensamente lo que deseamos y queremos.
No obstante hay perezosos mentales que son incapaces de generar un solo esfuerzo para alcanzar algo. Son como aquel personaje del chiste que se cuenta en mi ciudad de Maracaibo, que fue a buscar trabajo, el patrono le dijo que efectivamente contaba con una vacante y que debía comenzar desde ese mismo momento, a lo cual este personaje ripostó: ¡¡¡“ EL TRABAJO QUE BUSCO NO ES PARA MI.. SINO PARA MI HERMANO”!!!. Aquí la pereza además de mental es física. Para ser un ciudadano digno, ejemplar, digno, capaz y decente, se requiere en principio ser un buen cristiano, y además ejercitarnos con asiduidad en el gimnasio de la fe, de la esperanza y del esfuerzo.

A continuación tomo prestado las siguientes líneas, tendentes a reforzar lo que ya expuse
“LA EFICACIA DE LA ORACIÓN: ¿Por qué pedimos y no recibimos?


Dios no necesita que le expongamos nuestras necesidades, dice el Evangelio. “Bien sabe vuestro Padre lo que necesitáis” (Lc. 12, 30), pero en la práctica quiere que humildemente se las expongamos como si no las conociera; que le pidamos con fe (oración de corazón) y humildad todo cuanto necesitemos, pero dejando en Sus manos la solución.

En el Evangelio se dice que TODO CUANTO PIDIEREIS EN LA ORACION. Observen que dice “Todo cuanto pidiereis en la oración, como tengáis fe de conseguirla, se os concederá” (Mc. 11, 24). Dos cosas son necesarias: 1º Fe y 2º No vacilar.

Muchas personas se preguntan: ¿por qué Dios no responde a nuestras oraciones? O en otras palabras: ¿por qué nuestra oración no es siempre eficaz, o por lo menos parece no serlo?

Entre los católicos, unos dicen que no somos oídos porque no oramos con la debida humildad; otros porque nos falta la perseverancia; otros porque no nos resignamos a la voluntad de Dios; y la verdadera razón, si no la única de que nuestra oración deje de ser eficaz, es pura y llanamente PORQUE ANDAMOS VACILANDO. Y esto no es opinión nuestra, es sentencia de Cristo: “En verdad os digo que, si tenéis fe y no andáis vacilando, no solamente haréis lo de la higuera, sino que, aun cuando digáis a ese monte, arráncate al mar, así lo hará, y todo cuanto pidiereis en la oración, si tenéis fe, lo alcanzaréis” (Mt. 21, 22)

Y a Sor Josefa Menéndez la reveló particularmente esta misma doctrina que estamos enseñando, al decirle: “Si vacilan, si dudan de Mí, no honran mi Corazón. Pero si esperan firmemente lo que me piden, sabiendo que sólo puedo negárselo si es conveniente al bien de su alma, entonces me glorifican”

Cristo no puso un límite ni a su omnipotencia ni a nuestra confianza. Dios quiere que le pidamos como a Padre, con entera confianza de hijos. Al Padre le toca discernir si las concede o no.

Basados en estos mismos principios de Fe y Esperanza, Santiago y Juan, los hijos del Zebedeo, le hicieron aquella famosa petición que tanto molestó al resto de los apóstoles. “Maestro, quisiéramos que nos concedieses TODO CUANTO TE PIDAMOS”. Y el Señor, sin reprenderlos en lo más mínimo por la palabra TODO, les preguntó: ¿Qué cosa deseáis que os conceda? Y cuando la oyó, les contestó: “No sabéis lo que pedís” (Mt. 20, 22). Sin embargo, a pesar de que “no sabían lo que pedían”, sacaron al final un asiento muy elevado en el reino de Dios: “Os sentaréis (les dijo a los doce) sobre doce sillas, juzgando a las doce tribus de Israel”. Y en la última cena, cuando instituyó la Eucaristía, el Sacramento del Amor, se sentaron uno a la derecha y el otro –según revelaciones de Anna Catalina Enmerich- a la izquierda.

Muy pocas personas hay en este mundo que, de una manera constante y ordinaria, sepan pedir lo que ellas mismas quieren en las diversas ocasiones de la vida. El andar vacilando de una cosa a otra es lo más común, y aunque en ocasiones tomemos una resolución que aun a nosotros mismos nos parezca definitiva, todavía pasa, con demasiada frecuencia que “llevamos la procesión por dentro” temiendo que hayamos hecho un disparate. Es el “no sabéis lo que pedís”. O dicho de otro modo: “vacilamos en nuestra oración”, pues algo nos dice en nuestro interior que esa petición estaba viciada de pasión o ambición personal desde la raíz.

¿Por qué Dios, decimos en ocasiones, no ha escuchado mi oración? Esto es lo que se llama el problema de la oración no respondida. Nuestra respuesta es la de Santiago: “Pedimos y no recibimos, porque pedimos mal” (St. 4. 3). Y pedimos mal, porque pedimos –entre otras cosas- sin la debida fe, y sobre todo porque andamos vacilando, amén de querer satisfacer nuestras pasiones poco ordenadas.

EN DIOS NO HAY EXCLUSIÓN DE PERSONAS

Cuando Jesús dijo: “Todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama se le abrirá” (Mt. 7, 8), no hizo exclusión de ninguno, fuera israelita, romano o cananeo; y así Cristo, admirando la fe de la mujer sirio fenicia (de religión pagana), le concedió inmediatamente lo que pedía, obrando un portento a favor, no de ella, que era la que creía, sino a favor de la hija (creyera o no), por la cual la madre, llena de fe, suplicaba.

Nadie puede considerarse excluido. Todo el que pide con fe, sin andar vacilando, recibe, aunque no sea cristiano, sea protestante, o sea un católico muy pecador. Queda, pues, echada por tierra la objeción de algunos: ¿Cómo voy yo a pedirle a Dios tal o cual cosa, si soy un desastre que le fallo a Dios constantemente?

Sobre estas almas, que por haber pecado se sienten alejadas del Señor, dice algo muy consolador el propio Jesús a Sor Josefa Menéndez: “Estas almas no me conocen; no han comprendido lo que es mi divino Corazón…porque precisamente sus miserias y sus faltas son las que inclinan hacia ellas mi Bondad. Si reconocen su impotencia y debilidad, si se humillan y vienen a Mí llenas de confianza, me glorifican mucho más que antes de haber caído”

Todos, por tanto, hombres y mujeres, justos y pecadores, católicos, protestantes, moros o judíos están incluidos en aquellas palabras de “el que pide, recibe”. Dios quiere que todos los hombres se salven, sean justos o pecadores, todos son obra de sus manos, y todo el que pide con fe, sin vacilar, le da Dios ampliamente y con generosidad. La eficacia de la oración está en razón directa de nuestra confianza.

Pero hacemos notar que no se trata de la confianza en la oración, sino de nuestra confianza en Dios. No hay que tener fe en nuestra fe, sino fe en Dios. Creer en la bondad de Dios Padre, que me ha prometido darme todo lo que necesite, si se lo pido sin vacilar. Pero el problema que se suele dar es que el que vive en pecado habitual, el que es consciente de estar separado de Dios por un concreto estado de pecado, y más aún si el pecado concreto es de caridad (odiar o sentir rencor por otros) influye en que disminuya su confianza, y que por tanto su oración sea ineficaz. Por eso el santo es el que más recibe, no porque sea santo, sino porque confía más que nosotros en el amor de Dios. Está más unido a Él y conoce bien su infinita Bondad y su deseo de dar.

“Por medio de la confianza obtendrán copiosísimas gracias para sí mismas y para otras almas. Quiero que profundicen esta verdad porque quiero que revelen los caracteres de mi Corazón a las pobres almas que no me conocen” (El Señor a Sor Josefa Menéndez)

Hay personas que afirman: Le he pedido a Dios que me diera dinero para poder atender a mi hijo que estaba muy enfermo y no me ha escuchado. Conclusión: Dios no me ha oído, luego no existe. Y desde entonces su confianza actual en Dios se ha reducido a cero


NO SE HAGA MI VOLUNTAD, SINO LA TUYA

Si tú tienes la fortuna de saber de un modo cierto “lo que realmente quieres”, tendrás mucho adelantado al hacer tu oración, pues no andarás vacilando de una petición a otra.

Suponiendo que sepas lo que quieres, queda aún por averiguar: ¿Es esto lo que te conviene? Aquí entran de nuevo las vacilaciones. Cristo Nuestro Señor no se comprometió a darte siempre lo que más te conviniera, sino lo que le pidieras con confianza. Por ejemplo. San Francisco de Borja, antes de entrar a jesuita, rezaba por la salud de su esposa enferma con total confianza. El Señor se le apareció y le dijo: “Te concedo lo que me pides: la salud de tu esposa, pero te advierto que ni a ti ni a ella os conviene”. El santo entonces, aceptó con generosidad la voluntad de Dios y su esposa falleció a los pocos días. Por eso, cuando pedimos a Dios algo –sobre todo si es material o de orden natural- conviene que añadamos, al igual que San Francisco de Borja o el mismo Jesús en el Huerto de los Olivos, “no se haga mi voluntad, sino la tuya”. O bien: “Que se haga, Señor, como tu dispongas”.

Había un padre muy querido en una poderosa ciudad. Enfermó de tifus, y, a pesar de haberle dado la mejor asistencia, siendo asistido por los mejores médicos, su fin se acercaba irremisiblemente, en opinión de los facultativos. Pero fueron tantas y tan fervientes las oraciones que por su salud se hicieron, que finalmente sanó, siendo el caso considerado, por muchos, como milagroso. La oración había triunfado….Dos años más tarde moría en un sanatorio mental, presa de una locura espantosa… Una de las personas que más había rogado, nos decía compungida: “¡Cuánto mejor hubiera sido que muriera de tifus!”. (Cf. Padre Heredia. Pág. 91 Una fuente de Energía)

De aquí deducimos una cosa bien clara: si al orar no nos ponemos en las manos de Dios, diciéndole: “Hágase tu voluntad”, llevamos siempre las de perder, aun en el caso de que nos conceda lo que pidamos

Sobre esto, en concreto, dice San Agustín:

<>. Luego –concluye San Agustín en uno de sus sermones- no siempre es bueno recibir lo que se pide.

Esto no quiere decir que no pidamos. Todo lo contrario. Hay que pedirle muchas cosas, todas las que necesites, pero mostrándole en esta petición, nuestro sincero deseo de que se cumpla sólo Su santa Voluntad, demostrando con este gesto lo mucho que nos fiamos de Él. La Voluntad de Dios es siempre lo mejor y el mayor bien para el hombre. Este ejercicio continuo de pedir y dejarnos en sus manos irá formando en nosotros el verdadero hábito de la oración y de la confianza. Y esto nos dará paz. Paz aun en medio de la tribulación, la enfermedad o la soledad. Hay personas que nunca tienen paz, porque no terminan de confiar en Dios, y porque creen que sólo si Dios les da lo que ellas creen bueno estarán contentas. Debemos, por tanto, acostumbrarnos a pedir y a depender después de Dios en nuestra petición, que es lo que Cristo nos enseñó de palabra y con el ejemplo.

Pero si, a pesar de todo, nosotros queremos hacer nuestra propia voluntad y continuamos pidiéndole a Dios lo que queremos, considerando que nuestra felicidad está en que me dé aquello y sólo aquello que yo interpreto como lo mejor para mí, puede ocurrir que Él, en algunas ocasiones, te lo conceda, pero…no te quejes después si el resultado no era como tú habías imaginado. Como dice el refrán: “Tú lo quisiste, fraile mostén; tú lo quisiste, tú te lo ten”(sic) (por mariamensajera @ 14:41

Finalmente hay que permitir que Dios entre en nuestra corazón, en nuestra mente y en nuestro espíritu, pero esa entrada debes desearla, quererla sinceramente, espontáneamente, decisivamente, solamente así tendremos la seguridad de que el proyecto de salvación elaborado por Dios para ti, para mi y para todos, se cumpla. Animo, gozo, alegría….

ETIQUETAS: TRIUNFAR Y PENSAR, VISUALIZAR Y TENER FE, DIOS Y FUERZA


VÍDEO REFLEXIVO.” TE HARÉ PESCADOR DE HOMBRES”. POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.





VÍDEO REFLEXIVO.” TE HARÉ PESCADOR DE HOMBRES”. POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADO LUNES 30 DE MARZO DE 2009.
GRABADO JUEVES 19 DE MARZO DE 2009.

Siendo Pedro purificado por su confesión de reconocer a Jesús como el Mesías, al tiempo que se declara pecador y no merecedor de ni siquiera estar en la presencia del Enviado de Dios, le dice el Señor: “No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.” Como si le dijera: “Como yo te he atraído a mí, tú atraerás a muchos... No temas el ambiente pecaminoso que te rodee: eres enviado de parte del Señor. Él te dará fuerza, paz y compasión para que conquistes el alma pecadora, y la atraigas a la presencia de Cristo, y quede ‘admirada’.”
Cuando los discípulos llegaron a tierra, “dejando todo, lo siguieron.” ¿Qué son las redes, y qué las barcas, ante la belleza y la luz de este Hombre? y tú, oh alma, ¿acaso todavía sigues cautivada en las redes de tus deseos y de la vanagloria, o quieres ser pescada por Cristo, pescador de hombres?
Del mismo modo podríamos decir nosotros: que valor pueden tener las redes del placer, de lo material, de las riquezas, del reconocimiento social y mundano, de la vanidad, de la prepotencia etc., frente a la excelsitud, grandeza y poder de Dios. Las barcas de la ignorancia, del pecado, de los abusos, de las perversiones, de la s injusticias, de la indolencia y otras barcas son una afrenta al amor, a la misericordia y a la caridad de nuestro buen Dios.

ETIQUETAS: ATRAER ALMAS, PESCAR VIDAS Y ALMAS, PESCA ESPÍRITUAL,









CÓDIGO DE ACCESO PARA VER EL VÍDEO.

VÍDEO REFLEXIVO.” SANACIÓN DE LA SUEGRA DE SIMON”. POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.






VÍDEO REFLEXIVO.” SANACIÓN DE LA SUEGRA DE SIMON”. POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADO LUNES 30 DE MARZO DE 2009.
GRABADO JUEVES 19 DE MARZO DE 2009.

En este episodio bíblico podemos notar como N.S. Jesús apenas si le dijeron que las suegra de Simón estaba enferma, no hizo reparo alguno en acudir a la casa donde permanecía para sanarla. Muestra esta actitud de Jesús no solamente su preocupación por los que están frente a él, por lo que se relacionan con el, sino también por lo que están ausentes, por aquellos que sufren sus penalidades sin que la mayor parte de las personas se enteren de ello. Por eso Jesús acude a sanar a la suegra de Simón Pedro, no para que quede constancia de su poder, tanto, para qué quede como una enseñanza de que las bendiciones, los frutos y los beneficios materiales o espirituales pueden ser recibidos, de Dios padre, de Jesús y del espíritu santo,sin necesidad de que se tenga una vinculación presencial con ellos. Basta tener fe y tener fe como un granito de mostaza ,para poder asegurar que nuestras oraciones, que nuestros pedimentos, que nuestras solicitudes, llegarán al conocimiento de Dios ,siempre que estén envueltas en una fe infinita en una subordinación, en un amor y en un afecto sin limites hacia Dios. Nos enseña también este fragmento de la palabra de Dios, la gratitud que debe permanecer en la persona que ha sido beneficiada con el amor de Dios.. Es común ver el poco agradecimiento, la ingratitud y la falta de reconocimiento por los favores que se han alcanzado. Una vez que la persona ha recibido el auxilio divino, se olvida de él muy pronto y regresa a su vida pecaminosa, licenciosa y ajena a la orientación de Dios. Es así que la suegra de Simón, al ser sanada inmediatamente se puso a servirles, lo cual habla muy bien de su amor, fe y agradecimiento a N.S. Jesús.
Por considerarlo un interesante, me permito transcribir los siguientes trozos de texto, que podrían ser de gran utilidad para mis lectores
"La suegra de Simón
Mc 1,29-39

Nos cuenta el Evangelio d que Jesús se fue a la casa del futuro jefe de los apóstoles y “la suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron de inmediato. El se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos”.
Es una sanación más que hace el Maestro, dejando evidente que el Reino de Dios no es solamente algo espiritual, o solamente algo para “la otra vida”, sino que nos compromete con las realidades concretas de este mundo.
El sanó la suegra de Pedro y varias otras personas, sea de enfermedad física, sea de enfermedad psico-espiritual: es un gesto de amor de Dios hacia nosotros, gesto que muestra que nuestras inquietudes le interesan.
Notemos la expresión “se lo dijeron”, para enseñar que hemos de mantener un diálogo fluido con Jesucristo, presentándole también la situación de otras personas a quienes queremos bien.
El Señor nunca se pone indiferente delante de las miserias humanas y toma la iniciativa de hacer algo para mejorar la situación. En este caso, se puso más cerca, la tomó de la mano y este contacto la hizo restablecerse.
La reacción de la suegra de Simón Pedro es ejemplar: “se puso a servirlos”.
Está siempre latente el riesgo de uno de pedir cosas, como sanación, beneficios económicos y tranquilidad y, después de recibir muchas bendiciones de Dios, se olvida de todo, se muestra ingrato y lo que es peor: vuelve a su egoísmo de antes.
Es hermoso pedir con fe por nuestras necesidades y las de los demás también, pero es sumamente necesario ser agradecido al Señor. Y le agradecemos cumpliendo sus mandamientos.
Otro aspecto interesante es la persona de la “suegra”, figura, a veces, tan polémica dentro de las familias.
Hay suegras que son verdaderas hadas y ejercen una benéfica influencia para la pareja, pues saben mantener conveniente distancia, son fervorosas en la oración por los otros y les agrada ser disponibles.
Infelizmente, hay también la otra cara de la moneda: suegras que se meten demasiado en la vida de la pareja, estimulan en el hijo una “eterna mamitis” y les gusta decir que todo lo que la nuera hace está mal, porque no cuida bien de la casa, no sabe cocinar, gasta mucho en la peluquería, etc.
A todos de la familia es fundamental considerar: Jesús nos sana gratuitamente, por lo tanto, levantémonos y pongámonos al servicio de los demás.( hnojoemar@bol.com.br , Hno. Joemar Hohmann

ETIQUETAS: NO DISCRIMINACIÓN,SANACIÓN A DISTANCIA,FE SIN LIMITES.









CÓDIGO DE ACCESO PARA VER EL VÍDEO.

sábado, 28 de marzo de 2009

LA NOTA CORTA. “BREVES SOBRE EL SÍNDROME DE LA ABUELITIS”






LA NOTA CORTA. “BREVES SOBRE EL SÍNDROME DE LA ABUELITIS”
POR PROF.DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADA Y REDACTADA EL SÁBADO 28 DE MARZO DE 2009.

Me he permitido tomar algunos fragmentos de las súper autopista de la información, para introducir el tema de la abuelitis que como ya todos deben saber es un fenómeno universal, cuyas consecuencias" tienen de cabeza" a psicólogos, sociólogos y demás especialistas en la conducta humana. Nadie ha escapado y con seguridad tampoco escapará de éste síndrome que transforma a los abuelos, en algunos casos, en verdaderas marionetas manejadas por sus nietos. Observe usted las iniciativas, conductas y hasta posiciones extremas de algunos abuelos. Afirman los psicólogos que este fenómeno ocurre en virtud de que los abuelos se consideran un puente entre la generación nueva de sus nietos y ellos mismos. Toda la severidad, rigidez forma de educar a sus propios hijos resulta vulnerada, neutralizada y hasta el edulcorada tras la presencia de los nietos. Atrás quedaron los duros castigos, las sanciones a conductas inadecuadas de sus hijos, el rigor en el aspecto de la formación educacional y cultural de sus vástagos, para darle paso a la conductas complacientes, "amorosas", a las actitudes y decisiones subordinadas, casi totalmente, a la voluntad de sus nietos, bien se trate de los pequeñines o de los nietos que se encuentren en la adolescencia, la pubertad, en la adultez o en la madurez. No hay limite alguno para evidenciar la sobre protección y la aceptación incondicional de las acciones, omisiones y hasta algunas transgresiones de nuestros nietos. Y si usted amigo lector se le ocurre la penosa idea de hacerles saber a los abuelos, lo nocivo y tóxico de esas conductas, forma de pensar y de actuar.... Usted se lo ha buscado.... Se ha convertido por ese solo hecho en enemigo a ultranza de esos abuelos. Pero veamos el siguiente fragmento, para que de el podamos extraer algunas conclusiones, que no requieren ,de haberse profesionalizado en psicología, sociología o cualquier otra disciplina cuyo objeto de estudio sea la conducta humana, son tan elementales esas consecuencias que se pueden mostrar en unos cuantos ejemplos:

"Soy abuela, que emoción!” “No es por nada, pero mi nieto está bellísimo, sólo mírale esa nariz, igualito al abuelo Toño”, dice la señora María al recibir a su primer nieto en el hospital. La llegada de su nieto es tan especial como lo fue el matrimonio de su única hija.Mejor dicho, no hay palabras para describir los sentimientos que se desbordan al ver al nuevo miembro de la familia. Si pudiésemos tener una fotografía de cómo se ven los abuelos en este preciso minuto verían a dos erguidos personajes de la realeza, orgullosos y llenos de alegría.Es un momento de inspiración al ver físicamente al sucesor de sus esperanzas y sueños a través del nieto. Empieza la “abuelitis”.Inmediatamente se preparan las abuelas para cuidar, asistir y ayudar a los nuevos padres de familia. La abuela María se va de inmediato a hacer compras de todo lo que hace falta al nieto. Busca las sabanitas y camisitas que usaron sus propios hijos, hasta encontró un traje típico para cuando el bebé tenga un par de meses. En casa, empieza a buscar fotos de la infancia de su esposo para mostrar el parecido entre su nieto y el abuelo. El abuelo muy contento se va al banco para abrirle una cuenta de ahorros al nieto y compartir la novedad con la gente.Si antes se reunía a jugar con sus compañeros, ahora tiene la excusa de que es “abuelo”. Le compra su primer carrito y una pelota de baloncesto, hasta ya tiene vistos los juguetes para Navidad. Se toman muchas fotos y se hace un álbum para mostrar a sus amistades. El tema central de conversación es “mi nieto y mi nieto...”. Definitivamente que “abuelitis” da con ganas."(sic) (Versión libre tomada de internet : Ariadna Espanó de Ponce).

Es tan arraigado "el amor de los abuelos" que generalmente se traduce en enfrentamientos entre los padres de sus hijos y sus abuelos. La problemática empieza a tomar forma cuando se desautoriza a los papás, pretendiendo los abuelos dictar pautas a la formación, enseñanza y desarrollo de los nietos. Se generan verdaderos combates entre abuelos y los padres de los hijos. Esta situación no resulta conveniente para nadie. En la misma todos pierden, nadie gana. Los abuelos pierden por qué serán el blanco de las críticas de sus hijos, pudiendo aparecer un distanciamiento tal, que fracture esas relaciones filiales, con la posibilidad de que se rompa definitivamente ese nexo. Pierden también los padres por qué se ven privados del legítimo derecho de criar a sus hijos conforme al marco y escala de valores que ellos han elegido. Pero también pierden los nietos debido a la confusión que se genera en ellos en cuanto al modelo a seguir en su desarrollo personal, social, educacional, psicológico y cultural. Se dirán "si sigo a mis abuelos tendré problemas con mis padres", pero "si sigo mi padres, los problemas los tendré con mis abuelos". En ambas situaciones los nietos considerarán que esa problemas fácilmente pudieran mal interpretarse como disminución o ausencia de afectos a los unos o a los otros.

Los abuelos parecen olvidar que sí es cierto que su presencia, su amor y su afecto por los nietos es necesario, adecuado y positivo para estos, aún así, deben entender que su misión no es formarlos, y que sus consejos, sugerencias y reflexiones deben expresarlas en forma privada a los padres o cuando éstos se los exijan. De otra forma pudieran convertirse en verdaderos factores de perturbación en las relaciones filiales de padres e hijos, lo cual precisamente no les gustará a los abuelos. Antes por el contrario el amor que les profesan a sus nietos procurará siempre el bienestar de ellos, su felicidad, su alegría, su éxito. Recordemos que la palabra de Dios nos enseña que el hombre dejará a su padre y a su madre, para unirse en matrimonio con una mujer y con ella formará una familia. Es claro que se trata de una familia diferente, aunque procedente de un mismo tronco común, posee particularidades que les son propias y que justamente las hace distintas a su familia de origen. No entraremos aquí a examinar la problemática que sucede cuando son los padres de los hijos le dejan a su vez a sus padres la crianza de aquellos y que cuando ya están bien creciditos se aparecen nuevamente por casa, a quitárselos a sus abuelos creando un problema de magnitudes impredecibles y que en la mayor parte de los casos terminan discutiéndose en los estrados judiciales. De estos aspectos nos hemos de expresar prontamente, en un artículo dedicado al tema, abundando con mayor profundidad sobre las situaciones originadas con ocasión de este síndrome de la abuelitis y demás escenarios relacionados con aquellas. Aclaro que esta nota corta no va dirigida a algún destinatario en especial. Hago la salvedad en vista de un gran número de amigos y amigas que son abuelos y que sus conductas y actitudes no necesariamente pueden subsumirse en las tratadas en este escrito. Finalmente elevo mis oraciones a Dios, con la intercesión de nuestra virgen madre María, madre de Dios y madre nuestra para qué sean abundantes en discernimiento y sabiduría, no solamente en los abuelos, si no también en los padres y en los nietos, todo para favorecer la unidad de la familia y el amor filial y celestial que debe reinar en todas las familias del mundo, para que sean un modelo de la sagrada familia formada por José, María y Jesús. Ánimo, gozo, alegría...

ETIQUETAS:
MARIONETAS, METICHE,ENFRENTAMIENTO,COMBATE,DISTANCIAMIENTO,


VÍDEO REFLEXIVO.” JESÚS HABLA CON AUTORIDAD”. POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.






VÍDEO REFLEXIVO.” JESÚS HABLA CON AUTORIDAD”. POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADO SÁBADO 28 DE MARZO DE 2009.
GRABADO JUEVES 19 DE MARZO DE 2009.

Una de las causas por las cuales el mundo nos observa con desconfianza y hasta con cierta ironía y sorna, es la relacionada con nuestra doble moral, con la falta de autoridad con la que hablamos, actuamos y pensamos. No somos auténticos cristianos y mucho menos personas que se involucran con los problemas de la sociedad. Nos creemos islotes aislados, compartimientos estancos desvinculados del entorno social, de la vida en común y de la humanidad. A propósito, y muy pocas veces, por ignorancia, olvidamos que somos hijos de Dios, hermanos de Jesucristo y el tope de la creación de nuestro señor. En la palabra de Dios, Jesús siempre habla con autoridad, autoridad que es capaz de resucitar á un muerto, sanar a un paralítico, hacer ver a un ciego, sanar a una hemorroisa, expulsar demonios y cualquier otro acto o milagro inimaginable. Así es el gran poder de Dios. Y ese poder, y esa autoridad, también residen en nosotros, porque somos santos y por qué el propio Jesús así se lo manifestó a sus discípulos. Nuestra palabra, al igual que la palabra del señor, tiene poder. Lo que ocurre es que a veces le damos más importancia a las técnicas humanas que a nuestra propia fe y por ello los resultados no son siempre los que se desean. De allí que en algunos casos seamos el hazmereír, con la agravante de que sometemos al entredicho la palabra de Dios y su gran poder. Desconfiamos frecuentemente de la enseñanza que Dios nos lego por intermedio de sus profetas en el viejo testamento y las, excelsas y sublimes, contenidas en el nuevo testamento procedentes del mismísimo Dios en la persona de Jesús. A tales efectos resulta de gran pertinencia traer a colación las palabras de el Papa Pablo Sexto quien nos recuerda en su exhortación sobre la evangelización del mundo contemporáneo: "Tácitamente o a gritos pero siempre con fuerza se nos pregunta: ¿creen verdaderamente en lo que anuncian? ¿Viven en lo que creen? ¿Predican lo que viven?. Hoy más que nunca el testimonio de la vida se ha convertido en una condición esencial con vistas a una eficacia real de la predicación. Sin andar con rodeos, podemos decir que en cierta medida nos hacemos responsables del evangelio que proclamamos" (números 76, siguientes).


ETIQUETAS: ACTUAR CON RECTITUD,EL PODER DE DIOS ACTÚA EN TI,






CÓDIGO DE ACCESO PARA VER EL VIDEO.


LA NOTA CORTA.” HABLAR CON AUTORIDAD”. POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.




LA NOTA CORTA.” HABLAR CON AUTORIDAD”. POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADA SÁBADO 28 DE MARZO DE 2009.
REDACTADA SÁBADO 28 DE MARZO DE 2009.

Una de las causas por las cuales el mundo nos observa con desconfianza y hasta con cierta ironía y sorna, es la relacionada con nuestra doble moral, con la falta de autoridad con la que hablamos, actuamos y pensamos. No somos auténticos cristianos y mucho menos personas que se involucran con los problemas de la sociedad. Nos creemos islotes aislados, compartimientos estancos desvinculados del entorno social, de la vida en común y de la humanidad. A propósito, y muy pocas veces, por ignorancia, olvidamos que somos hijos de Dios, hermanos de Jesucristo y el tope de la creación de nuestro señor. En la palabra de Dios, Jesús siempre habla con autoridad, autoridad que es capaz de resucitar á un muerto, sanar a un paralítico, hacer ver a un ciego, sanar a una hemorroisa, expulsar demonios y cualquier otro acto o milagro inimaginable. Así es el gran poder de Dios. Y ese poder, y esa autoridad, también residen en nosotros, porque somos santos y por qué el propio Jesús así se lo manifestó a sus discípulos. Nuestra palabra, al igual que la palabra del señor, tiene poder. Lo que ocurre es que a veces le damos más importancia a las técnicas humanas que a nuestra propia fe y por ello los resultados no son siempre los que se desean. De allí que en algunos casos seamos el hazmereír, con la agravante de que sometemos al entredicho la palabra de Dios y su gran poder. Desconfiamos frecuentemente de la enseñanza que Dios nos lego por intermedio de sus profetas en el viejo testamento y las, excelsas y sublimes, contenidas en el nuevo testamento procedentes del mismísimo Dios en la persona de Jesús. A tales efectos resulta de gran pertinencia traer a colación las palabras de el Papa Pablo Sexto quien nos recuerda en su exhortación sobre la evangelización del mundo contemporáneo: "Tácitamente o a gritos pero siempre con fuerza se nos pregunta: ¿creen verdaderamente en lo que anuncian? ¿Viven en lo que creen? ¿Predican lo que viven?. Hoy más que nunca el testimonio de la vida se ha convertido en una condición esencial con vistas a una eficacia real de la predicación. Sin andar con rodeos, podemos decir que en cierta medida nos hacemos responsables del evangelio que proclamamos" (números 76, siguientes).


No se trata entonces de referirnos al texto bíblico o a la palabra de Dios como un manantial de fuerza, de poder, de gracia de misericordia, de piedad y de milagros. De lo que se trata realmente es de nuestra forma de conducirnos y de actuar en la sociedad. ¿Hasta qué punto somos auténticos cristianos atribuidos de la autoridad con la cual Cristo nos enseñó y delegó en nosotros tan extraordinaria facultad y poder. Se trata de nuestra ninguna o poca fidelidad o lealtad hacia el señor y su palabra. Nuestros rasgos carnales y la debilidad de esa carne nos lleva a dudar de la fuerza, del poder, de la magnificencia , de la verdad y del extraordinario amor con el cual Dios se ha manifestado no solamente en obras, sino también en la persona del verbo encarnado, de su hijo amado: nuestro buen Jesús.

Es triste ver como depreciamos nuestra vida en asuntos banales, triviales, sin importancia y preñada de vacíos e insustancialidad es todavía no nos hemos dado cuenta que Jesús vino para que construyamos el reino del amor a través del perdón, de nuestro sacrificio por el prójimo, por el poder de la autoridad que el representa y que nosotros estamos obligados a extenderla, con nuestras iniciativas con nuestra fe inquebrantable en su palabra, en su amor, en su fidelidad y en recordar siempre que Dios no miente y que siempre cumple lo que promete . En nuestras relaciones interpersonales debemos tener siempre presente que somos hijos de Dios y que como tales ha de ser nuestro comportamiento, nuestro proceder y nuestra actitud. De otro modo comprometemos peligrosamente de la fe de los demás e igualmente la firmeza, veracidad e imperatividad de los mandatos, preceptos y enseñanzas contenidas en la santa Biblia. No queramos pasar a la historia de nuestro ciclo vital como desertores o traidores del señor.

En conclusión se nos pide y se nos exige que hablemos con la autoridad que el señor nos legó. Es demasiado trascendente e importante la misión que nosotros tenemos en la edificación del reino de Dios. En razón de ello debemos comportarnos de manera honesta, decente y cumplidora no solamente de las obligaciones sociales, legales y terrenales, sino también subordinarnos a la preceptiva, designios, enseñanzas y mandatos expresados en el texto sagrado por boca de los profetas enviados por Dios y por la boca del mismísimo Jesús, el verbo encarnado, el mesías, el hijo amado de nuestro señor.

Asumir el compromiso de se cristianos unir también la circunstancia de hablar con autoridad donde quiera que vamos y la tarjeta de presentación la autoridad con la cual debemos procederes la palabra de Dios. No temamos cuando nos involucremos en las causas justas y en las cuales podemos arriesgar incluso nuestra propia vida. Es preferible mil veces que nos recuerden por haber muerto cuando interveníamos a favor del débil, del desprotegido o de una causa noble, que haber muerto cometiendo un hecho ilícito, haber abusado de nuestro prójimo, o haber cometido un pecado mortal .Tuya es la decisión, por lo tanto también tu futuro. Ánimo, gozo, alegría…

ETIQUETAS: CAUSAS NOBLE, AOS INJUSTOS, HECHOS BUENOS


viernes, 27 de marzo de 2009

VIDEO REFLEXIVO.”JESÚS ES RECHAZADO”.COMENTARIO.








VIDEO REFLEXIVO.”JESÚS ES RECHAZADO”.COMENTARIO.
POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADO VIERNES 27 DE MARZO DE 2009.
GRABADO JUEVES 19 DE MARZO DE 2009.


La experiencia y una simple observación de la realidad y del mundo que nos rodea, nos permitirá sencillamente y sin hacer ningún tipo de esfuerzo intelectual, concluir que la mayor parte de las personas que integran la sociedad se pasan la vida en una continúa QUEJADERA portando como estandarte ,la circunstancia de que han sido rechazados bien en su trabajo, bien por su familia, bien en su entorno social o sencillamente no son aceptados por las personas con las que interactúan. El rechazo es condimento de la vida. Un viejo refrán repetido en mi pueblo enseña que "no somos moneditas de oro para gustarle a todos", por lo tanto siempre habrá alguien u otras personas a quienes no les caemos bien, a quienes no les gustamos o simplemente no nos aceptan. A veces por nuestro color de piel, otras por nuestras ideas, tal vez por nuestra fisonomía u origen social o étnico. De todas maneras tenemos que vivir, aunque tengamos que soportar esta difícil situación. Algo similar, pero en grado de mayor gravedad, le ocurrió a nuestro señor Jesús cuando predicaba , incluso, la gente que lo escuchaba trató de arrojarlo de allí por la fuerza y empujarlo del precipicio al cual lo habían llevado, con el objeto de matarlo(Evangelio según San Lucas 4,23-30). Imaginemos como se sentiría el hijo de Dios frente a semejante actitud. Si Dios le tocó vivir tan injusta circunstancia, cómo explicar entonces, nuestra irritación o descontento, porque eso mismo nos sucede a nosotros. Por de pronto conviene recordar que la humanidad presente, vive en decadencia, envuelta en una crisis de valores en la que se aplaude lo malo, injusto, inmoral y carente de ética y por el contrario se censura lo que es justo, verdadero, moral, ético y bondadoso. Lo cierto es que el hombre debe transformarse, cambiar, enmendarse, para que una vez que lo logre, se materialice la transformación de la sociedad toda. Hay que abandonar las conductas, actitudes y procederes abusivos, irrespetuosos de los derechos humanos, violatorios de los principios éticos, morales y cristianos. Es imperativo volver al encuentro de Dios y sus mandatos para que esta sociedad sea mas justa, mas humana, mas solidaria y mas apegada alos designios de Dios padre, Dios hijo y Dios Espíritu Santo. Animo,gozo,alegría...


ETIQUETAS: DECADENCIA, INJUSTOS, FISONOMÍA, RECHAZO, ACEPTACIÓN,











CÓDIGO DE ACCESO PAR VER EL VÍDEO.

LA NOTA CORTA. “PRIMERO YO, SEGUNDO YO, TERCERO YO….”. ***.MANIFESTACIÓN DEL EGOISTA.








POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZALEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA .AMÉRICA DEL SUR.
REDACTADO EL VIERNES 27 MARZO 2009
TRASLADO A LA RED VIERNES 27 MARZO DE 2009.

La persona egoísta está centrado en si misma y vive en un mundo cerrado.
El egoísmo es diferente al amor propio, que es necesario y saludable, porque el egoísta no siente amor hacia su persona sino desprecio y quiere todo para él porque se siente miserable y vacío.
La diferencia entre el amor propio y el egoísmo es que mientras el primero es el sentimiento de respeto por uno mismo, que no puede ceder su propio espacio, el segundo es la pretensión de utilizar a los otros para su propio beneficio, manipulándolos como objetos.
Buda decía que si la gente no se odiara tanto a si misma, habría menos sufrimiento en el mundo, porque el odio hacia si mismo se proyecta con agresividad y violencia.
El hombre egoísta está solo y aislado, por eso trata de llenar su vida con objetos. Su personalidad puede ser depresiva con rasgos obsesivos.
Esta introducción es necesaria para abordar las actitudes de esas personas que tal y como lo reseña el titulo de esta nota corta, solamente piensan en sus propios intereses, en sus metas, propósitos y objetivos. Generalmente se trata de personas vanidosas, superficiales, egoístas, ególatras, indolentes, insolidarias y ajenos a los problemas del mundo y sus soluciones. Son incapaces de dar un paso al frente cuando alguien los necesita. Viven en su propio mundo, si que “eso” puede llamarse mundo.
Estos “individuos” anhelan poseer todo, figurar en todo, lograr todo, destacarse en todo, y para ello no ahorran “esfuerzos “aunque estos estén reñidos con la ley, con la moral y con las buenas costumbres. No les importa llevarse por delante a nadie, con tal y obtener lo que se propongan. Para nada reflexionan en la necesidad de respetar el derecho de los demás, sus oportunidades y medios para concretar aquello a lo cual también aspiran.
Estos “personajillos” son la negación de la esencia de bondad con la que Dios creó al hombre. Por ello siempre afirman “Primero yo, Segundo Yo, Tercero Yo, y si hubiese un cuarto también sería yo. Ellos forman parte del paisaje grotesco de la sociedad. Su número es grande en términos de población grupal, gran parte de la humanidad los conoce, los tolera, los acepta y hasta los ensalza. En mi país por ejemplo muchos de ellos se pasean por la calles exhibiendo una riqueza ofensiva, amen, de su ilegitima e ilícita procedencia, con aire desvergonzado, aparecen en las paginas sociales de los medios impresos y aun con la complicidad de algunos canales de televisión son hasta elevados como “paradigmas del éxito, la fama y el trabajo” .Son de los que afirman: “ LA VERGÜENZA PASA PERO EL DINERO QUEDA.
Esta nota corta pretende ser una campanada, una clarinada, para qué iniciemos la transformación interior de cada uno de nosotros. Se impone un cambio profundo en la escala de valores que sirve de guía a nuestra vida. Es necesario que le demos paso al ejercicio de una verdadera justicia, al respeto de los derechos de los demás, a la práctica de la solidaridad, de la justicia, de la caridad. En fin, un giro de ciento ochenta grados que permita que nos convirtamos en seres humanos útiles, prudentes, respetuosos, sensatos y luchadores por las mejores y mas nobles causas de la sociedad. En definitiva hay buscar el reino de Dios y lo demás se te dará por añadidura. Recuerda que el egoísmo es una enfermedad terminal del alma. Animo, gozo, alegría…

ETIQUETAS: ENFERMEDAD TERMINAL,PERSONAJILLO,GROTESCO,

ORACIÓN “PAZ EN TU AMOR”






ORACIÓN “PAZ EN TU AMOR”

POR PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR
TOMADA DE SU VERSIÓN ORIGINAL JUEVES 10 JULIO DE 1997.
TRALADADA A LA RED EN VIERNES 27 DE MARZO DE 2009.
(Fragmentos elegidos de la sección: "MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radio eléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo-.Estado Zulia.- República Bolivariana de Venezuela. América del Sur).
Autoría del Prof. Dr. Mervy Enrique González publicada: VIERNES 27 DE MARZO DE 2009.

O R A C I Ó N

Préndeme en tu fuego mi señor. Fuego revelan tus palabras. Fuego levantan tus milagros. Eres fuego de Dios en cruz de amor transfigurado. Tu fuego es pan de vida y vino de misterio consagrado. Bendito fuego salvador, acrisola mi vida en tu costado. Dame la paz de tu amor. Paz y guerra definen las huellas remarcadas de tu paso. La paz de tu evangelio es guerra y lucha de amor contra el pecado. Abres caminos con tu andar y dejas un mundo nuevo a tu paso. Danos la paz de tu saludo a tanto pueblo atribulado. Dame ojos señor que te sepan ver. Me gusta disfrutar los hechos diarios de la calle. Amo la aurora y amo al sol. Disfruto con la brisa de la tarde y siento con placer la voz de Dios en sus detalles. Revela mi señor tu voluntad. Háblame al corazón y no te calles. Hazme señor instrumento de perdón. La vida es un camino de paz y de fraternidad. Cualquier ofensa recibida lleva también consigo el don de perdonar. Enséñame oh buen Jesús y señor de la mañana ,a ser fuente de amor y paz Amén y amén...

COMENTARIO

(APLICACIÓN A NUESTRA VIDA)


Es sencillamente extraordinario tener la posibilidad de platicar con el señor. Sentir su presencia amorosa. Sentí como un fuego de luz misteriosa, de amor, de paz, de serenidad y de sosiego va invadiendo muy lentamente toda nuestra vida y nuestro corazón. Y en esta mañana que anuncia el nacimiento de un nuevo día, amigo y amiga radioyente, debemos hacernos el firme propósito de ser constructores de la paz . Cristo pacífico, príncipe de la paz, se, que la paz es la tranquilidad en el orden pero no en cualquier orden, sino en el orden de tu gracia. Tu proclamas: bienaventurado hijo de Dios al que construye la paz de la cual está enamorado. Esa paz que es calma y liberación, paciencia y perdón, misericordia y justicia. Pero también una paz que muchas veces es espada. Tu también dijiste señor: mi paz os dejo... mi paz os doy, no como el mundo la da, la doy yo. Esto supone señor que hay una paz según categorías mundanas y otra que es la paz que tu nos das. La paz del mundo se firma con una mano y se violenta con la otra. La paz del mundo es doble. Los enemigos de ayer son hoy nuestros aliados. Y nuestros enemigos de hoy son nuestros aliados de ayer. Tu paz es a veces espada, espada contra nosotros mismos, que somos nuestros peores enemigos. Se que al entrar en una casa debo comunicar la paz y construir allí mismo la paz. Sé también que en muchas ocasiones tendré la paz al constatar que mi fe me ha salvado. Se que tu viniste para enderezar nuestros pasos por los caminos de la paz. Sé también que tu apóstol deseaba gloria, honra y paz a todo el que practica el bien. Tu padre Dios la paz, aplastará a la cabeza de satanás en el último día. Se que el fruto de la justicia puede ser sembrado sólo en paz y que debo procurar que el dia de la justicia de Dios nos encuentre en paz con el y con el hermano. ¿Qué hago cuando la paz se ausenta de mi corazón, cuando la duda siembra allí sus gérmenes? Acordarme de ti, amar tu paz, saberme feliz y perdonado, saberme hijo de Dios. Ánimo, gozo, alegría ...






ETIQUETAS: aliado de hoy, enemigos de ayer, germen de duda, paz terrenal, paz de Dios








N O T A D E L A U T O R
AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras, alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que -parafraseando la escritura bíblica- “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. ES DECIR, NUESTRO PERMISO Y AUTORIZACIÓN. El Señor es un caballero, y está siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales. Esa estación radioeléctrica está situada -todavía está al aire- en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República Bolivariana de Venezuela.

jueves, 26 de marzo de 2009

VIDEO REFLEXIVO.”TRANSFORMARNOS Y HACERNOS DIGNOS” COMENTARIO.




VIDEO REFLEXIVO.”TRANSFORMARNOS Y HACERNOS DIGNOS” COMENTARIO.
POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADO JUEVES 26 DE MARZO DE 2009.
GRABADO JUEVES 19 DE MARZO DE 2009.

Enmendarse y corregirse no es tarea fácil. Precisamente en la palabra del señor , el Evangelio de San Mateo 4,12-18 se orienta en ese sentido al proclamar:”Enmiéndense que ya llega el reinado de Dios”. Y es aquí que resulta propicia la ocasión para insistir en la necesidad de renovarnos, de cambiar, de modificar nuestras actitudes y nuestras formas de percibir el mundo y la vida. Es el tiempo de desplazar toda esa podredumbre que hemos elevado a la categoría de tesoros y riquezas, como son la avaricia, la codicia, la fortuna mal habida, las perversiones, las engañifas, las falsas creencias, la vanidad, la envidia, la gula, las corruptelas de toda clase, las injusticias, las conductas adulteras, las fornicaciones, las borracheras, las lujurias etc. Ya San Pablo enseñaba que debíamos “transformarnos por la renovación de nuestra mente”. Es sencillamente edificarse en el hombre nuevo, dejando la indumentaria, el vestido de hombre viejo, manchado de omisiones, actitudes y conductas reprochables, para dar paso al hombre digno, noble, justo, amoroso y cumplidor de todos los asuntos de Dios.

ETIQUETAS: DIGNIDAD Y CORRECIÓN, CAMBIO Y JUSTICIA, TRANSFORMAR,






CÓDIGO DE ACCESO PARA VER EL VÍDEO.

ORACIÓN “DAME UN CORAZÓN SANO”






ORACIÓN “DAME UN CORAZÓN SANO”

POR PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR
TOMADA DE SU VERSIÓN ORIGINAL MIERCOLES 09 JULIO DE 1997.
TRALADADA A LA RED EN JUEVES 26 DE MARZO DE 2009.
(Fragmentos elegidos de la sección: "MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radio eléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo-.Estado Zulia.- República Bolivariana de Venezuela. América del Sur).
Autoría del Prof. Dr. Mervy Enrique González publicada: JUEVES 26 DE MARZO DE 2009.

O R A C I Ó N

Estás son mis cuentas señor. mi corazón está de pie y mi vida transcurre en el trabajo. Mis manos tejen horas a tu servicio y sin descanso. Tuya es mi vida , tu sólo mi salario. Dame un corazón sano. Guarda mi corazón de levadura de maldad y cámbialo sinceramente en fermento de bondad. Quiero en esta mañana tan limpia y virginal prometerte con fe ser levadura de humildad. Mis labios te confiesan oh señor. Me gozo ante los ángeles del cielo y ante los hombres de la tierra de proclamar tu nombre mi señor, con arpa y con salterio de alborada, con platillos sonoros de montañas. Que todos los momentos de este dia aplaudan a Jesús: El Salvador. Te espero iluminado en el corazón, te busco y te requiero y espero con amor la boda. Hoguera son mis ojos y lenguas de deseos son mis manos. ¿Quien mas amado que el amor clavado en cruz y bautizado en sangre?. Ven señor y termina ya la noche, y brille tu fulgor al levantarme. Amen y amen...

COMENTARIO

(APLICACIÓN A NUESTRA VIDA)

Que maravilloso es estar en la presencia del señor y conversar con el. En un con junto de emociones y sensaciones que tocan lo mas profundo de nuestra alma. Platicar con el señor es dejar todo en sus manos. Es glorificarle, es santificarle, es decirle Señor Jesús estoy en tu presencia, límpiame y sáname. Es importante en esta mañana hermano y hermana que me escuchas, saber que nuestra vida es un regalo de Dios y que debemos asumirla con todas la alegrías, pero también con las adversidades. Y ello nos lleva nuevamente a afirmar que debemos llevar la cruz que en justicia nos ha tocado en esta vida. Debemos entender que la cruz es tu verdadera gloria. Señor Jesús muerto en el madero de la cruz para darnos gloria y vida .A los ojos de la carne, la cruz fue tu gran fracaso, tu tremenda derrota, sin embargo mirándote en la cruz con los ojos de tu padre descubrimos que convertiste el madero infamante en árbol de gloria. Por la ignominia de la muerte conquistaste la vida ..La reconquistaste. Por el paso patético de la cruz nos ganaste el gozo de la gloria. Por eso no consideramos a tu cruz como un instrumento de suplicio, sino como nuestra señal, como nuestro signo y ese signo no es de muerte, es de vida y victoria. Los apóstoles te predicaron crucificado, pero ellos quisieron mostrarte pagando un precio de redención ,para obsequiarnos el fruto de ese pago cruento : la gloria de tu reino, que es el mismo reino de tu padre, Cristo sinónimo de vida, tu ya pasaste por la cruz, pero nosotros todavía debemos pasar por tu cruz, el padre no te la ahorró. Pues bien, no es el discípulo mayor que su maestro. ¿Seremos capaces hermanos y hermanas que me escuchas, de beber el cáliz que el señor Jesús bebió? ¿Podremos atravesar su sacrificio triunfantes como el ?¿Soportaremos la prueba para recibir la corona de vida que nos prometió Jesús a quienes le aman ? ¿Nos alegraremos por la cruz, felices por compartirla o la rechazaremos como algo que se debe evitar? ¿Sabremos que tu fuiste Jesús ,varón de dolores para que nosotros fuésemos gozosos beneficiarios del cielo? ¿Acaso me daré cuenta de que debo unirme a tu cruz para resucitar contigo ?¿ Reconoceré que sin sangre no hay salvación y que mi felicidad tiene un precio: el de tu entrega en la cruz ?Señor Jesús dame la felicidad de saber que en la cruz reside tu gloria. Animo,gozo,alegría...


ETIQUETAS: levadura de maldad, fermento de bondad, arpa y salterio, aplaudir a Jesús, precio de cruz,










N O T A D E L A U T O R
AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras, alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que -parafraseando la escritura bíblica- “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. ES DECIR, NUESTRO PERMISO Y AUTORIZACIÓN. El Señor es un caballero, y está siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales. Esa estación radioeléctrica está situada -todavía está al aire- en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República Bolivariana de Venezuela.

miércoles, 25 de marzo de 2009

VIDEO REFLEXIVO.”SANACIÓN DEL HIJO DEL FUNCIONARIO”.COMENTARIO.




VIDEO REFLEXIVO.”SANACIÓN DEL HIJO DEL FUNCIONARIO”.COMENTARIO.
POR PROF. DR.MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR.
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR.
PUBLICADO MIERCOLES 25 DE MARZO DE 2009.
GRABADO JUEVES 19 DE MARZO DE 2009.

Con mucha frecuencia olvidamos que la palabra de Dios tiene poder y que si nosotros confiáramos mas allá de cualquier duda en esta gran verdad, todos nuestros problemas resultarían resueltos o en el peor de los casos minimizados, todo conforme al proyecto de salvación que Dios tiene particularmente para cada uno de nosotros. En el episodio bíblico que se narra en este vídeo, relacionado con la sanación del hijo del funcionario real, con marcada nitidez resalta la humildad y la fe con la cual ese funcionario le pide a Jesús que sane a su hijo que está muriendo y por otra parte destaca el gran poder del Hijo de Dios cuando le dice” ponte en camino que tu hijo vive”. El hombre sin añadir más, se pone en camino y logra comprobar que su hijo mejoró en la hora en la que Jesús se lo manifestó. Ojala todos nosotros tengamos esa clase de fe, que no permite que la duda la impacte, la neutralice, la extinga. Es necesario volvernos hacia Dios, para reencontrar la sensatez, la prudencia, la justicia, la verdad, la paz, la alegría, que esta sociedad materialista y en decadencia ha proscrito.

ETIQUETAS: PALABRA Y PODER, PODER DE LA PALABRA,








CÓDIGO PARA VER EL VÍDEO.

ORACIÓN “LIBÉRAME SEÑOR CON TU ESPÍRITU”







ORACIÓN “LIBÉRAME SEÑOR CON TU ESPÍRITU”

POR PROF. DR. MERVY ENRIQUE GONZÁLEZ FUENMAYOR
MARACAIBO.ESTADO ZULIA.REPÚBLICA DE VENEZUELA.AMÉRICA DEL SUR
TOMADA DE SU VERSIÓN ORIGINAL MARTES 08 JULIO DE 1997.
TRALADADA A LA RED EN MIERCOLES 25 DE MARZO DE 2009.
(Fragmentos elegidos de la sección: "MERVY GONZÁLEZ ESTÁ CONVERSANDO CON…” que formó parte de un programa radial en el que participó como conductor por espacio de cuatro años aproximadamente: 1996, 1997, 1998, 1999, que se trasmitía en una estación radio eléctrica ubicada en la ciudad de Maracaibo-.Estado Zulia.- República Bolivariana de Venezuela. América del Sur).
Autoría del Prof. Dr. Mervy Enrique González publicada: MIERCOLES 25 DE MARZO DE 2009.

O R A C I Ó N

Dame señor discernimiento una para conocer tu signo. Cuando contemplo detenidamente tu muerte en cruz y tu resurrección, siento una luz de Pascua crecer en mi interior. No necesitó más milagros, tú eres mi signo radical de Dios. Tu cruz gloriosa es signo y fiesta de mi salvación. Estoy contigo señor. Tu evangelio despierta mis sentidos a la luz de la verdad. Tú eres mi Dios. Quiero vivir en libertad. Arranca de mi pecho señor, cualquier espíritu de mal. Estoy contigo y quiero caminar. Tú eres señor mi señal definitiva. Tú eres mi signo señor. Tus palabras son las huellas de tus pies que caminan delanteros. Yo te sigo por ellas. No permitas Jesús bueno que me ofusquen milagros de apariencias y me olvide de tu cruz, perdón seguro en mi verdad. Libérame señor con tu espíritu .Tu reino de justicia entró en mi corazón. La noche oscura de mi mente se encendió como el sol. Sembraste de gracia y alegría en Pascua de liberación. Gracias por este nuevo día. Hoy te confieso mi señor. Amén y amén...

COMENTARIO

(APLICACIÓN A NUESTRA VIDA)

Que hermoso, que sublime, que extraordinariamente bello es platicar con el Señor. Alabarle y bendecirle, glorificarle, pero al mismo tiempo colocar en sus manos toda nuestra vida. Seguirle y escucharle .Pero también en esta mañana tomar en serio a Dios. Porque a veces nosotros solamente nos ocupamos de Dios cuando estamos en momentos de dificultad, cuando los problemas nos abruman y comenzamos a pedir, a solicitarle cosas. Pero olvidamos que el señor Dios creador nuestro merece además de ese respeto sacramental, una devoción infinita, una adoración vecina de todas las cosas. Merece que nosotros acatemos sus preceptos y mandatos. En la palabra que vamos a extraer del evangelio según san Mateo capítulo 5,33-37,el señor nos dice: Ustedes han oído también que se dijo a los antepasados: no jurarás falsamente y cumplirás los juramentos hechos al señor. Pero yo les digo que no juren de ningún modo ni por el cielo que es el trono de Dios ni por la tierra que es el estrado de sus pies. Ni por Jerusalén que es la ciudad del gran Rey. No jures tampoco por tu cabeza porque no puedes convertir en blanco o negro, uno solo de tus cabellos. Cuando ustedes digan si, que sea si y cuando digan no, que sea no. Todo lo que se dice demás viene del maligno y en esta palabra del señor amigo y amiga radioyente, debemos tomar la siguiente inquietud: tomar en serio a Dios, porque es necesario tomar a nuestro creador en serio . Con frecuencia somos irresponsables le pedimos irreflexivamente, como que si Dios fuese nuestro empleado, le prometemos cosas como que si él no nos conociera. Oímos sus palabras y fácilmente las olvidamos. No le prestamos mayor atención. Conocemos sus obras y no le damos importancia. Tratamos lo sagrado que nos dejó, como ritos vacíos. A veces oramos sin pensar repitiendo trozos de memoria. También a veces culpamos a Dios. Nos rebelamos contra el .Nos excusamos para no ocuparnos de sus asuntos y casi siempre estamos buscando que el cumpla nuestra voluntad. Lo invocamos en momentos de apuros pero no por fe ni por amor sino por desesperación. Si nosotros hermano y hermana, tomáramos en serio a Dios, si creyéramos todo lo que Cristo dice, si creyéramos en sus actos, hoy mismo el mundo sería reino de Dios .Cristo quiere sinceridad, autenticidad. Quiere que le seamos fieles. Que no tengamos nada que ocultar. Que seamos puros de corazón. Que la voluntad de Dios se pueda reflejar en cada uno de nosotros como en agua cristalina. Seamos, hermanos y hermanas veraces ante Dios. El, quien nunca nos engaña, y al que nosotros nunca podemos engañar. Ánimo, gozo, alegría...


ETIQUETAS: REBELIÓN, EXCUSAS, CULPAR A DIOS,MILAGRERO, EMPLEADO NUESTRO,








N O T A D E L A U T O R
AMIGOS Y AMIGAS, esta oración con comentario incluido, forma parte de una larga lista de ellas y que movido por el Espíritu Santo, ofrendaba al Señor de Lunes a Viernes a las siete de la mañana, en un programa radial de opinión, en el que participaba en compañía de una periodista, en el cual mi persona le dedicaba tres minutos o más (dependiendo de la Producción y/o de Máster) a orar y analizar esa oración aplicándola a la cotidianidad de nuestra vida, de nuestros actos, de nuestras, alegrías, tristezas, éxitos, fracasos, tragedias, tribulaciones, bonanza, prosperidad, bienestar, etc. Todo con la intención de establecer como verdad aquella según la cual Dios siempre está con nosotros, que todo lo que nos ocurre es para bien, que existe un plan o proyecto de salvación para cada uno de nosotros diseñado por el mismísimo Dios, cuyo cumplimiento, decisión y elección depende de ti. Así que -parafraseando la escritura bíblica- “DIOS NOS HIZO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO, PERO NO NOS SALVARÁ SIN QUE LE OFREZCAMOS ESE CONSENTIMIENTO”. ES DECIR, NUESTRO PERMISO Y AUTORIZACIÓN. El Señor es un caballero, y está siempre a las puertas de nuestro corazón, para que le abramos y pueda entrar para guiar nuestra vida y ofrecernos su santidad, gozo, alegría, discernimiento, sabiduría, y sus infinitos dones espirituales y materiales. Esa estación radioeléctrica está situada -todavía está al aire- en la ciudad de Maracaibo, Estado Zulia, República Bolivariana de Venezuela.

Algunas consideraciones sobre el reconocimiento legal a las uniones entre personas del mismo sexo en la República de Venezuela

Por Alejandro Morales-Loaiza

El tema que hoy se aborda comprende una situación álgida entre los estudiosos de la Ciencia Jurídica que ha sido objeto de gran diatriba entre los factores de poder que hacen vida en la realidad nacional desde el propio debate constituyente que dio ser natural a la Constitución de la República de Venezuela, en el que la cuestión del matrimonio homosexual tuvo oportunidad de ocupar la palestra pública.


Los grupos activistas a favor de unos pretendidos derechos de reconocimiento a las personas con tendencia homosexual toman sin duda alguna mayor auge dentro de los niveles de participación que la misma Constitución Nacional les provee, en llano ejercicio de una democracia participativa y protagónica que también les incluye. Esto, en combinación con una redacción aparentemente poco prístina del articulado de la Carta Magna, apoyado por demás en la orientación de vanguardia que se desprende del preámbulo del referido Texto Fundamental y la interpretación —en opinión de algunos casuística y complaciente—, del artículo 77 efectuada por el Máximo Tribunal de la República, conduce, diez años después del primer debate, al reconocimiento vía legal de las uniones homosexuales por alteración del paradigma tradicional sobre el matrimonio y el orden familiar.

El presente artículo obedece a razones que van más allá de la mera especulación o el simplista análisis moral o religioso. En una estricta interpretación de las fuentes que sirven de base al tópico ya planteado se procurará traer lucidez sobre el orden jurídico aplicable, para sentar el fundamento jurídico que concrete en los tratadistas y operarios del Derecho una imagen clara y concisa de la problemática que acarrea la formalización y reconocimiento a las uniones entre personas del mismo sexo en la República de Venezuela.

Al momento de desarrollar cualquier investigación sobre una manifestación tan particular como la homosexualidad, que por demás resulta objeto de estudio de variopintas ramas del conocimiento científico, se torna harto difícil concentrarse en la óptica jurídica que sobre ella se cierne, toda vez que para hacer su escrutinio habrá necesariamente de auxiliarse de las ideas que sobre este fenómeno ofrecen la sociología, la antropología, psicología y demás ciencias conexas, a manera que sirvan de complemento al criterio del autor sin alterar su objetividad.

En ese sentido, impera afirmar de entrada a las uniones (estables o no) entre personas de igual sexo como un fenómeno que tiene existencia desde los propios albores de la Humanidad, que a lo largo de la Historia ha recibido distinto tratamiento conforme las condiciones de modo, tiempo y lugar en las que tenga aparición.

Si bien no existe un precedente histórico preciso de alguna institución similar al matrimonio entre personas del mismo sexo, sí tuvieron aparición en la Europa Clásica discretas y escasas formas de reconocimiento social (nunca legal y a regañadientes) a las uniones homosexuales voluntarias. Parte de las sociedades griegas y romanas toleraban las relaciones homosexuales, sin que se haya podido constituir posteriormente prueba alguna de que esto implicase una formalización de éstas como matrimonio. No se ha hallado ningún vestigio de la aplicación de una institución matrimonial, siquiera con efectos o características similares, a las uniones entre personas del mismo sexo. Muchos estudiosos de manera poco ética han pretendido, no obstante la afirmación anterior, asimilar ceremonias religiosas de hermandad o solemnidad entre personas del mismo sexo a uniones de tipo conyugal.

No es sino hasta el tiempo de la “Revolución Sexual*” a mediados del siglo XX, en que la usual definición de matrimonio empezó a desvirtuarse por algunos defensores de la corriente del “amor libre” y demás grupos sociales hasta llevar la institución hacia una tendencia profundamente laicista, conocida también como la “visión contractualista del matrimonio”, en que este se reduce a la mera suscripción de un contrato jurídico en virtud del cual se legitima una relación y convivencia de pareja, con base en el afecto y la planificación o proyecto de vida común, presentando ante la sociedad el deseo de los contrayentes de compartir derechos, deberes e intereses.

Partiendo de esa premisa es posible afirmar que la idea sobre una regulación legal a las uniones entre personas del mismo sexo con plenos efectos se asume toda vez que para las sociedades occidentales el vínculo matrimonial empezó a concebirse como una mera formalidad cuyo objetivo principal conduce al establecimiento de una relación patrimonial (por la conformación de una comunidad de bienes gananciales) entre contrayentes. De allí surgió la costumbre en algunos países de celebrar simulaciones jurídicas que pretendían crear vínculos económicos como mimetización de los efectos del matrimonio, o en sentido más estricto, a una comunidad de bienes gananciales, que devino finalmente, para superar el fraude a la Ley, en las conocidas Uniones Civiles, que tuvieron origen en 1989 en Dinamarca. Estas Uniones varían de acuerdo al lugar en que se aplican llegando en muchos casos a distinguirse sólo de manera nominal de la institución matrimonial, siendo que en otros predios no alcanza más que ser un registro legal de relaciones.

Vistos los antecedentes de la problemática, a los que se invita profundizar al lector, de inmediato se examinará la normativa contenida en los tratados suscritos por la República en materia de Derechos Humanos, la Constitución Nacional y demás cuerpos normativos, en su referente específico al matrimonio y demás instituciones complementarias en cuanto a la condición (o preferencia) sexual de los contrayentes, posterior a lo cual se hará un breve examen sobre los dispositivos que en opinión del legislador venezolano sirven de base al reconocimiento a las uniones entre personas del mismo sexo.

Declaración Universal de los Derechos Humanos
(Suscrita y ratificada por la República de Venezuela en 1948).

“Artículo 16

1. Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil**, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia, y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.

2.
Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.


3.
La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”.


(Cursivas del autor).

De una simple exégesis sobre el artículo precitado, desprovista de toda idealización y sin caer en la idea demasiado repetida de “adaptar la norma a los nuevos tiempos” que degrada a la interpretación a la simpleza de la opinión subjetiva, se observa en su contenido la promoción del derecho al matrimonio con un marco limitativo bien definido, que merece destacarse de la siguiente manera:

A. Limitación por edad. Adquieren derecho al matrimonio “los hombres y las mujeres, a partir de edad núbil”. Etimológicamente se entiende por “núbil” a una persona que se encuentra en la edad de contraer matrimonio. Este cerco etáneo tiene su base en la protección al niño y al adolescente, que deberá determinarse concretamente en el ordenamiento jurídico de cada Estado suscriptor de la Declaración.

B. Limitación de igualdades. Aunque luzca paradójico, la redacción del artículo se hace taxativa al establecer los motivos por los cuales se prohíbe la restricción en el ejercicio del derecho al matrimonio, esto significa que la restricción se hace nula únicamente si se ha producido por alguna de las razones indicadas, esto es, por razones de “raza, nacionalidad o religión”. El texto no expresa motivos de sexo, género o preferencia sexual como prohibitivos de restricción, en precisa concordancia con el numeral 3 del artículo en análisis, que funge como corolario a todo lo dispuesto en la Declaración respecto del matrimonio.

Aunque quienes postulan el reconocimiento a las uniones entre personas del mismo sexo fundamentan su defensa en los derechos universales a la libertad de expresión y pensamiento, así como el derecho al libre desenvolvimiento de la personalidad, contemplado por la tantas veces nombrada Declaración Universal de los Derechos Humanos en sus artículos 18 y 19 (v.), el artículo 29 eiusdem resulta sobremanera constrictor de estas aspiraciones si se atiende a su contenido, que se reproduce de seguidas:

"Artículo 29

1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.


2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.

3.
Estos derechos y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas".


(Cursivas y negrillas del autor).

Por el carácter lapidario con el que la normativa comentada supra cierra la puerta en torno al reconocimiento a las uniones entre personas del mismo sexo, deberían holgar mayores comentarios. No obstante esta particularidad, obliga, por la objetiva vocación de análisis en el estudioso, la voluntad de ahondar en el ordenamiento jurídico venezolano para arribar razonadamente a una conclusión seria sobre el tema de marras. Por ello se pasará inmediatamente a reproducir parte del articulado de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en lo avenido al fenómeno bajo examen:

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999)

Artículo 21. Todas las personas son iguales ante la ley; en consecuencia:

1. No se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona.

2. La ley garantizará las condiciones jurídicas y administrativas para que la igualdad ante la ley sea real y efectiva; adoptará medidas positivas a favor de personas o grupos que puedan ser discriminados, marginados o vulnerables; protegerá especialmente a aquellas personas que por alguna de las condiciones antes especificadas, se encuentren en circunstancia de debilidad manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que contra ellas se cometan.


3. (Omissis).


4. (Omissis).


Artículo 22. La enunciación de los derechos y garantías contenidos en esta Constitución y en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos no debe entenderse como negación de otros que, siendo inherentes a la persona, no figuren expresamente en ellos. La falta de ley reglamentaria de estos derechos no menoscaba el ejercicio de los mismos.


Artículo 23. Los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos, suscritos y ratificados por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno, en la medida en que contengan normas sobre su goce y ejercicio más favorables a las establecidas por esta Constitución y en las leyes de la República, y son de aplicación inmediata y directa por los tribunales y demás órganos del Poder Público”.


(Cursivas y negrillas del autor).

Luciría obsequioso el legislador venezolano en su reconocimiento a las libertades individuales y colectivas, de vincularse directamente lo dispuesto en los artículos precitados con la institución del matrimonio, como en efecto ha pretendido evidenciarse con la aprobación de un proyecto de ley de reconocimiento a las uniones homosexuales, pero dejando curiosamente de lado lo establecido en el artículo 77 de la Carta Magna, que a la letra reza:


"Artículo 77. Se protege el matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado en el libre consentimiento y en la igualdad absoluta de los derechos y deberes de los cónyuges. Las uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer que cumplan los requisitos establecidos en la ley producirán los mismos efectos que el matrimonio".

(Cursivas y negrillas del autor).

La norma transcrita constituye en opinión del autor el obstáculo esencial al Proyecto de Ley Orgánica para la Equidad e Igualdad de Género, cuerpo normativo que en Venezuela propugna el reconocimiento a las uniones homosexuales y cuya aprobación aún pende de la voluntad del órgano legislativo nacional.

Consciente el autor de que el examinar todo el contenido del referido Proyecto de Ley Orgánica reportaría un abuso al espacio de publicación, dejará para otra oportunidad el examen pormenorizado de este texto, no sin escatimarle al lector las siguientes consideraciones, a modo de conclusiones:

1. La visión tradicional y universalmente aceptada del matrimonio riñe con la perspectiva favorable a la asimilación de sus efectos a las uniones entre personas del mismo sexo. La legislación latinoamericana, y especialmente la legislación venezolana, conscientes de esta particularidad, no han sido capaces de asumir la figura de un “matrimonio homosexual” por el escándalo que aún despierta entre los ciudadanos, limitándose de forma ambigua y oscura al simple “reconocimiento” de las uniones homosexuales bajo nombres poco claros como “Asociaciones de Convivencia”, “Uniones libres”, “Uniones de hecho”, etcétera, figuras que aún dentro de la más cacareada proclama de igualdad, deben cumplir con una serie de requisitos y trabas legales que revelan una posición hipócrita de las autoridades.

2. No existen basamentos sólidos en los acuerdos internacionales suscritos por la República de Venezuela que puedan servir de justificación a la legalización o reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo.

3. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, conjuntamente con el vigente Código Civil y la Ley Orgánica para la Protección del Niño y el Adolescente, asienta una determinación clara y concisa sobre las instituciones sociales y familiares de pleno reconocimiento en el territorio nacional, con fronteras bien definidas en cuanto a individuos por sexo, edad y número, que excluyen a las uniones homosexuales.


* Este término refiérese al cambio que durante el siglo XX en sus primeros años se dio en Occidente en cuanto a la concepción de la moralidad sexual y el comportamiento humano en torno al sexo. No fue más que la aceptación y tratamiento público de temas y prácticas consideradas hasta entonces un tabú. Se coincide en que el culmen de la revolución sexual se alcanzó con la publicación de los informes del Dr. Kinsey y de Masters y Johnson.

** Edad para contraer matrimonio.